INDUMENTARIA FELIGRESÍA DE SAN ANDRÉS

HÁBITO:


El hábito es de una sencillez extrema, buscada desde sus orígenes y ciertamente lograda. Como dato curioso, se presentaron a los feligreses varios modelos para que fueran votados, utilizando para ello a la popular muñeca Nancy. Finalmente el modelo elegido fue el de túnica negra de tela sencilla, fajín y guantes blancos y capirote negro con el escudo de San Andrés en su parte delantera y un ribete blanco, a modo de esclavina en su parte trasera. El capirote se lleva sin terminar en punta, es decir, sin armazón de cartón, derramado sobre la espalda. El motivo principal de ello fue también la austeridad y la sencillez, aunque algunos dicen que primó la idea de portar la imagen en andas (rechazada por el Cabildo Catedralicio), y así propiciar que la imagen pudiera verse con mayor claridad. En el segundo año de su existencia se decidió cambiar el fajín por un cordón blanco, que ha permanecido así hasta la actualidad.

A su vez en el año 2007 se introdujo el uso de alpargatas en los portadores del Santo Cristo de la Paciencia, extendiéndose después poco a poco hacia el resto de feligreses hasta la Semana Santa del 2014, en el que se adoptan como calzado oficial y obligatorio, siendo otro elemento que aporta sencillez y austeridad a la vestimenta de la Feligresía.

Todos los penitentes llevan este hábito, exceptuando los miembros de la Banda de Cornetas y Tambores El Cirineo (perteneciente a la feligresía), que desde el año 2006 cambiaron por amarillo el color del escudo de la feligresía y del cordón. En el año 2007, con el estreno de la sección de viento de la banda, se sustituye para dicha sección el capirote habitual por capuchas similares a las usadas por los frailes en los monasterios.